¿Qué es el Cloud?

¿Qué es la nube? El término «cloud» cuando se habla de tecnología o informática, no es nuevo. Seguramente, te sonará esta palabra y la relacionarás con los servidores, con internet, etc.  El término hace referencia a que el servidor utilizado no es visible o físicamente accesible para el usuario.

En términos sencillos, la computación en la nube (en inglés cloud computing) significa almacenar y acceder a los datos y programas a través de Internet en lugar del disco duro de su ordenador.

Concepto – ¿Qué es el Cloud? 

El «cloud computing», popularmente llamado «cloud», es la prestación de diferentes servicios a través de Internet, los cuales están en servidores físicos o virtuales, y estos son mantenidos y controlados por un cloud provider. Estos recursos incluyen herramientas y aplicaciones como el almacenamiento de datos, servidores, bases de datos, redes y software. 

Dentro del cloud se encuentran servicios que podemos hacer uso, como veremos a continuación (SaaS, PaaS y IaaS), pero antes de pasar el siguiente punto os dejamos un vídeo explicativo sobre ¿Qué es realmente el Cloud? explicado por Nate Gentile.

Variantes del Cloud: IaaS, PaaS, SaaS

Si estás considerando migrar al cloud, debes conocer los tres principales modelos de servicio en el cloud computing y entender bien sus características para escoger aquella que mejor se adapte a las necesidades de tu empresa. 

SaaS (Software como servicio)

Este modelo de servicio es la variante cloud más extendida, es un modelo de distribución que ofrece aplicaciones de software a través de Internet. En este nivel no necesitas conocer nada sobre tecnología, al contrario de las plataformas PaaS o IaaS. Los usuarios pueden acceder a las aplicaciones y servicios SaaS desde cualquier lugar y dispositivo, mientras tengamos internet. Uno de los ejemplos más conocidos del modelo SaaS es la aplicación Microsoft Office 365.

PaaS (Plataforma como servicio)

Los servicios de plataforma en la nube, también conocidos como Plataforma como Servicio (PaaS), están basados en entornos IaaS.  Los usuarios acceden a estas herramientas a través de Internet mediante APIs, portales web o software de pasarela. PaaS ofrece un marco de trabajo a los desarrolladores sobre el que pueden construir y utilizar para crear aplicaciones personalizadas. Entre los proveedores de PaaS más comunes se encuentran AWS Elastic Beanstalk o Google App Engine. 

IaaS (Infraestructura como servicio)

Los proveedores de IaaS, como AWS, están formados por recursos informáticos altamente escalables y automatizados, es decir, proporcionan una instancia de servidor virtual y almacenamiento, así como APIs que permiten a los usuarios migrar cargas de trabajo a una máquina virtual (VM) y permiten la personalización de las instancias, para diversas necesidades de carga de trabajo.

En resumen, los beneficios de este cloud es que no hace falta invertir en hardware, el cloud es escalable y los servicios se pueden adaptar a las necesidades de tu empresa.

Tipos de cloud

Cloud público

Las plataformas de nube pública son proveedores de terceros que ofrecen recursos informáticos a través de Internet. Los usuarios no tienen que hacer nada, ni comprar nada porque toda la infraestructura es de la empresa o proveedor, que se encarga del soporte y las actualizaciones. Además, los servicios se pagan por suscripción, lo que reduce la necesidad de invertir grandes cantidades de capital y libera sus recursos informáticos internos. 

Cloud privado

Una plataforma de nube privada es exclusiva de una sola organización. En líneas generales, se trata de un servicio cloud diseñado solo para el usuario final, generalmente se encuentra en un centro de datos in situ o alojado por un proveedor de servicios externo. El cloud privado puede asociarse con el Google Drive, Dropbox o iCloud. 

Cloud híbrido

Se trata de la combinación de las estructuras del cloud privado con la integración del cloud público, proporcionando una mayor flexibilidad al mover las cargas de trabajo entre las diferentes soluciones cloud según fluctúan las necesidades y los costes, además de ayudar a optimizar la infraestructura, la seguridad y el cumplimiento. Conoce más sobre las ventajas de migrar a la nube híbrida.

Ventajas de migrar al cloud

Si te estás planteando migrar al cloud, antes debes hacerte esta pregunta: «¿Estoy preparado?» A continuación te explicamos las principales ventajas que conlleva dar este paso: 

    • Pago por uso: Solo se paga por los recursos y las cargas de trabajo que se utilizan.
    • Disaster recovery: Una ventaja importante del cloud es la copia de seguridad de los datos, es decir, la nube te puede ayudar a proteger tus archivos. En caso de emergencia, como catástrofes naturales o cortes de energía, recuperando rápidamente los datos.
    • Menor coste:  El uso de la infraestructura en la nube puede reducir los costes, ya que no tienes que invertir grandes cantidades de dinero en la compra y mantenimiento de equipos: hardware, instalaciones, servicios públicos o construir grandes centros de datos.
    • Escalabilidad: Un entorno cloud ofrece a las empresas escalabilidad y flexibilidad gracias a que no se requieren prestaciones tan altas en cuanto a procesamiento y almacenamiento de datos. De esta forma, las empresas pueden añadir o restar recursos en función de sus necesidades. A medida que las empresas crezcan, su sistema crecerá con ellas.
    • Elasticidad: es una de las características fundamentales que definen el concepto de cloud computing. Las empresas pueden ampliar la capacidad tienen en la nube y los recursos de los que se dispone a medida que aumentan las necesidades informáticas, y reducirla de nuevo cuando disminuye la demanda.
    • Disponibilidad 24/7: Una infraestructura cloud maximiza la productividad y la eficiencia de la empresa al garantizar que su aplicación esté siempre accesible, permitiendo colaborar y compartir fácilmente entre los usuarios en múltiples ubicaciones.
    • Multi-tenancy: permite a numerosos usuarios compartir las mismas infraestructuras físicas o las mismas aplicaciones, pero manteniendo la privacidad y la seguridad sobre sus propios datos de manera flexible. Esto permite la reducción de costes gracias a la economía de escala.

Si finalmente quieres dar el salto al cloud, en nuestro post «Pasos previos para la migración al cloud» te explicamos algunos aspectos sobre los que se debe reflexionar antes de migrar a la nube.

Elegir un cloud provider

Hoy en día, existe una gran variedad de cloud providers que ofrecen servicios en la nube. Al considerar un proveedor de servicios en la nube, debes tener en cuenta ciertas consideraciones, en el siguiente enlace te explicamos algunas claves para elegir el mejor proveedor de cloud. A continuación mencionamos algunos de los más importantes y conocidos en la actualidad: 

proveedores cloud

 

Geko y Cloud – ¿Por qué elegir Geko Cloud?

Cómo ves, el cloud computing es algo muy complejo, por ello, para aprovechar al máximo las ventajas que ofrece la nube es importante contar con un equipo experto en infraestructuras y desarrollo cloud. El equipo de Geko cuenta con la experiencia en diferentes ámbitos, trabajando con metodología DevOps y garantizando a nuestros clientes la adaptación 100% a sus infraestructuras y tecnologías a la hora de migrar al cloud.

En este post puedes leer sobre las ventajas de externalizar DevOps, así como de contar con un equipo que gestione tu migración a la nube.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *