Etapas en el proceso de migración cloud

 In Cloud

La adopción de infraestructuras cloud en las empresas es una tendencia cada vez más fuerte. Migrar toda la estructura organizativa a una plataforma basada en la nube nunca ha sido tan fácil. Una plataforma en la nube bien diseñada y sólida puede transformar muy fácilmente la forma de hacer negocios. La nube permite almacenar y gestionar los datos sin necesidad de gestionar o mantener la infraestructura física, reduciendo los costes y acelerando la implantación.

A continuación explicaremos las etapas más comunes que se pueden encontrar en el desarrollo de la migración a la nube.

Análisis de las necesidades técnicas y empresariales

Esta primera fase consiste en determinar los objetivos de la migración y decidir el método o estrategia más adecuado para migrar, según los diferentes factores como pueden ser el propósito, plazos y limitaciones.
Trasladar los datos a la nube, o incluso cambiar de proveedor de servicios en la nube conlleva riesgos y beneficios, por lo que es esencial que la empresa esté plenamente comprometida con el éxito del proceso de migración y preparada para los cambios que se producirán.

Planificación y evaluación de los recursos

En esta fase se realizará un análisis completo del entorno IT, es decir, se evaluará tu infraestructura actual y las aplicaciones que utilizáis para determinar la estrategia de migración más adecuada y así evitar que algo falle durante o después de la migración. 

Además, se debe tener en cuenta que existe la opción de elegir entre tres tipos distintos de plataformas de nube: privada, pública e híbrida. También existe la opción de evaluar los recursos informáticos necesarios a través de tres modelos de cloud computing: infraestructura como servicio (IaaS), plataforma como servicio (PaaS) y software como servicio (SaaS).

En este paso será importante la decisión, teniendo en cuenta pros y contras, de realizar la migración conservando la infraestructura lo más parecida posible a la original (lift and shift), o aprovechar el proceso para refactorizar las aplicaciones, de forma que se pueda aprovechar más y mejor las ventajas que pueda ofrecer el proveedor cloud. De esta decisión dependerá que se vean afectados de forma significativa los plazos de tiempo y complejidad, entre otros factores.

Diseño y construcción

En esta fase se suele destinar la mayor cantidad de tiempo. Antes de realizar la migración de una aplicación a la nube, previamente tendremos que diseñar un plan de migración donde se definirá la secuencia de actividades de migración y los recursos que se utilizarán para, posteriormente, realizar el proceso de migración y validación de dichas aplicaciones.

Cabe destacar que puede ser necesario trabajar en la gestión de recursos de las aplicaciones para disminuir su consumo y, de esta forma, optimizar costes. 

Testing

Esta es la fase más importante de la migración. A pesar de preparar un elaborado plan de migración a la nube, no se pueden eliminar por completo los problemas y riesgos, por lo que es de vital importancia probar y asegurarnos de que las aplicaciones funcionan sin problemas en el entorno cloud

Las pruebas piloto ayudan a comprobar si los servicios y aplicaciones funcionan, y por ende, si se pueden migrar a la nube sin problemas. Al mismo tiempo, los resultados de las pruebas también ayudan a identificar los problemas y riesgos de la migración, verificando a fondo todo el proceso que se llevará a cabo.

Migración

Si las pruebas piloto tienen éxito, se puede  realizar la migración de datos y de aplicaciones. La fase final de la migración al cloud implica el uso de las herramientas necesarias para acelerar y automatizar el proceso, por ejemplo el uso de infraestructura como código. 

Monitorización

Una vez que la migración se haya completado con éxito, es importante implementar la monitorización de la infraestructura para ayudar a identificar y solucionar cualquier problema que pueda surgir en el nuevo entorno, además de implementar un sistema de alertas que informe en todo momento de los problemas más graves.

Cabe recordar que estas fases de migración cloud pueden ser diferentes según el tipo de migración a la nube. Del mismo modo, las fases también difieren de una plataforma de nube a otra. Por ello, es importante contar con un partner experto en infraestructuras y desarrollo cloud y así, aprovechar al máximo las ventajas que ofrece el cloud. El equipo de Geko cuenta con amplia experiencia en diferentes ámbitos, trabajando con metodología DevOps y garantizando a nuestros clientes la adaptación 100% a sus infraestructuras y tecnologías a la hora de migrar al cloud.

Si te interesa conocer más sobre los tipos de migración cloud u otra información previa a la migración a la nube, te recomendamos leer algunos de nuestros posts: 

Recommended Posts

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.